Categories:

En los próximos trimestres iremos viendo la progresiva llegada de la quinta generación (5G) de redes móviles. Si bien 2020 será un año decisivo en la implantación de esta tecnología, en 2019 se irán produciendo algunos avances importantes en su introducción.

El cambio que se aproxima permitirá, entre otras ventajas, subir y bajar datos más rápidamente, incrementar los volúmenes de información que se transmiten por las redes, mejorar la cobertura en lugares donde existen deficiencias, reducir el consumo de energía, multiplicar el número de dispositivos conectados y reducir la latencia en las telecomunicaciones. Todo ello tendrá importantes repercusiones en el mundo empresarial.

Por un lado, la disminución de la latencia significa que las comunicaciones se van a producir con menos retardos, casi de manera instantánea en algunos casos. La inmediatez es muy importante en los procesos empresariales, pero la continuidad no lo es menos, y la tecnología 5G puede ayudar a incrementar sustancialmente el conjunto de dispositivos conectados. Con ello se lograría tener unos procesos mucho más controlados y regulables automáticamente.

En conclusión, la tecnología 5G nos ofrecerá más velocidad, más capacidad, móviles más potentes e inteligentes… por lo que dicha tecnología está a punto de revolucionar el mundo.

 

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *